EL HOMBRE Y LA TIERRA

Mixed on paper 21×29 cm. homo vs natura series.
@JRLOPESINO
jorgelopezsino@gmail.com

Precisamente cuando se cumplen 40 años sin Félix Rodríguez de la Fuente resulta que una pandemia está agitando a nuestra orgullosa especie.

El virus COVID-19 está infectando a buena parte de la población del planeta, según escribo se contabilizan (eso dicen las fuentes oficiales que consulto, quién sabe) al menos 287.300 personas y más de 12.000 muertos en más de 160 países. De estas cifras, España cuenta con 25.400 infectados y 1.375 muertos. Cuando termine estás líneas, habrá incrementado hasta no sabemos cuántos más y lo que es peor, hasta cuándo….

El gran Félix y de otro lado el artista alemán del S. XIX Caspar David Friedrich, me han despertado una pequeña reflexión manifestada a través de 3 obras propias inspiradas en la obra del citado paisajista del romanticismo.

El hombre frente a la naturaleza. Digo más, enfrentado a ella;  porque desde que nos llamamos “civilizados” no hemos hecho otra cosa que declararle la guerra a la madre tierra, sin reconocernos ni mucho menos como uno más de entre todos sus habitantes. Puede que esto no sea más que una respuesta a nuestra incorregible soberbia y en todo caso un recurso natural de autorregulación, no en vano el virus es más voraz en la inmunodepresión y prende y se propaga a la misma velocidad que el fuego de nuestra insensatez.

En el ámbito de las empresas, las organizaciones, familias, gobiernos, y los grupos humanos en general, esta crisis nos está poniendo a prueba. Después de esto habrá que valorar: quién ha estado a la altura de la crisis y quién no, la gran diferencia entre estar “confinado” y estar “escondido”, qué áreas en las organizaciones y grupos profesiones, son de verdadero valor y cuáles no, quienes estaban sobre dotados de recursos y quienes estaban “con lo justo” o en déficit antes de la crisis y durante la misma. En definitiva, quien aporta algo esencial y quien no. Y aunque certificará lo que ya sospechábamos, incluso antes de la crisis, mucho me temo que cuando todo pase, se nos olvidarán muchas cosas y hasta tomaremos decisiones sin ese análisis previo y a mi juicio necesario. Como si no hubiera pasado nada, porque nos gusta mirar para otro lado y obviar lo obvio.

Así es y así seguirá siendo. La arrogancia de nuestra especie frente a la naturaleza es un hecho constatado, pero no es menos cierto que por muchos años que pasen no aprendemos en esencia nada, por eso ahora escucho mucho el anhelo de la mayoría por volver cuanto antes a la “normalidad”.

 ¿A la normalidad? ¿Es que entonces no pretendemos cambiar nada? ¿O sólo estar preparados por si viene otra igual? Soberbios y arrogantes. Estúpidos sin duda alguna.

En efecto, queremos en general que todo vuelva a ser como antes y cuanto antes. Pues ojalá no. Pero sabe Dios.

El hombre vs la tierra, la suerte está echada.

JORGE LOPESINO

2 comentarios sobre “EL HOMBRE Y LA TIERRA

  1. Cualquier atisbo de inteligencia, entre los que estamos todavía aquí, pasa por preguntarse qué va a pasar después: si vamos a aprender algo; si realmente nos va a hacer mejores; en qué.
    Bueno, pues hay mucha gente, que no!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .