Shower Serie

ShowerSerie1 MARCA baja

ShowerSerie2 MARCA baja

ShowerSerie3 MARCA baja

 

“Shower Serie”

Shower Serie” By Jorge Lopesino
Mixta sobre lienzo- Mixed on canvas.  33×41 cm – Agosto de 2017.
@JRLOPESINO
jorgelopezsino@gmail.com

 

Tengo un amigo que decía que cuando la ducha llegó a su casa su abuela sentenció: “Esto no va a traer más que desgracias”.

Era tecnología de higiene pero tecnología al fin y al cabo creada para ir más rápido, para no recrearse, para salir corriendo sin detenerse.

Dicen los “expertos” que las nuevas tecnologías traen nuevas enfermedades. A saber: Nomophobia, dependencia, adicción, ansiedad, insomnio, problemas visuales, auditivos, etc…

Supongo que todavía no sabemos hasta dónde llegarán los males que las tecnologías domésticas podrán causar a largo plazo en la vida de las personas, pero yo advierto de uno que ya es realidad: evitamos relacionarnos cara a cara y esto en mi opinión es lo más grave que nos ha podido pasar después de la ducha rápida que no deja de ser sexy según se mire.

Jorge Lopesino

 

 

La hoguera de Molay

lahoguerademolay-marca-baja.jpg

“La hoguera de Molay”

The Molay´s fire” By Jorge Lopesino
Mixta sobre papel- Mixed on paper.  30×42 cm – Julio de 2017.
@JRLOPESINO
jorgelopezsino@gmail.com

 

El 18 de marzo de 1314 el último Gran Maestre Jaques de Molay ardió en la hoguera del poder. No fue el primero ni será el último. Su maldición sigue viva:

“Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón”.

Aquí mi visión de lo que pudo ser aquel momento.

Jorge Lopesino

 

El Banquete

elbanquete-marca-baja.jpg

“El Banquete”

The Banquet” By Jorge Lopesino
Mixta sobre papel- Mixed on paper.  30×42 cm – Julio de 2017.
@JRLOPESINO
jorgelopezsino@gmail.com

 

“En otro tiempo la naturaleza humana era muy diferente de lo que es hoy. Primero había tres clases de hombres: los dos sexos que hoy existen, y uno tercero compuesto de estos dos, el cual ha desaparecido conservándose sólo el nombre. Este animal formaba una especie particular, y se llamaba andrógino, porque reunía el sexo masculino y el femenino; pero ya no existe y su nombre está en descrédito. En segundo lugar, todos los hombres tenían formas redondas, la espalda y los costados colocados en círculo, cuatro brazos, cuatro piernas, dos fisonomías, unidas a un cuello circular y perfectamente semejantes, una sola cabeza, que reunía estos dos semblantes opuestos entre sí, dos orejas, dos órganos de la generación, y todo lo demás en esta misma proporción. Marchaban rectos como nosotros, y sin tener necesidad de volverse para tomar el camino que querían. Cuando deseaban caminar ligeros, se apoyaban sucesivamente sobre sus ocho miembros, y avanzaban con rapidez mediante un movimiento circular, como los que hacen la rueda con los pies al aire.  La diferencia, que se encuentra entre estas tres especies de hombres, nace de la que hay entre sus principios. El sol produce el sexo masculino, la tierra el femenino, y la luna el compuesto de ambos, que participa de la tierra y del sol. De estos principios recibieron su forma y su manera de moverse, que es esférica. Los cuerpos eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo, y combatir con los dioses, como dice Homero de Efialtes y de Oto. Júpiter examinó con los dioses el partido que debía tomarse. El negocio no carecía de dificultad; los dioses no querían anonadar a los hombres, como en otro tiempo a los gigantes, fulminando contra ellos sus rayos, porque entonces desaparecerían el culto y los sacrificios que los hombres les ofrecían; pero por otra parte, no podían sufrir semejante insolencia. En fin, después de largas reflexiones, Júpiter se expresó en estos términos: Creo haber encontrado un medio de conservar los hombres y hacerlos más circunspectos, y consiste en disminuir sus fuerzas. Los separé en dos; así que se harán débiles y tendremos otra ventaja, que será la de aumentar el número de los que nos sirvan; marcharán rectos sosteniéndose en dos piernas sólo, y si después de este castigo conservan su impía audacia y no quieren permanecer en reposo, los dividiré de nuevo, y se verán precisados a marchar sobre un solo pie, como los que bailan sobre ordres en la fiesta de Caco”.

“El Banquete”. Platón. (hacia 380 a.C.)

 

 

 

 

La experiencia de la fe

20170703_230239-01 MARCA baja

“La experiencia de la fe”

Faith experience” By Jorge Lopesino
Mixta sobre lienzo- Mixed on canvas.  60×90 cm – Julio de 2017.
@JRLOPESINO
jorgelopezsino@gmail.com

 

El “Cristo abrazando la Cruz” es un tema que El Greco extrajo de la Pasión de Cristo y con el que elaboró una imagen aislada en un lienzo de 66×52,5 cm, que podemos encontrar en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

“La experiencia de la fe” es una deriva mía de esta obra, que mantiene ausente al Hijo del Hombre, como esa duda que va y viene, y a la vez presente tras la sombra. Tan sólo el madero, tan sólo la mano que lo abraza, más retorcida y antinatural aún que la del propio genio, el primer maestro del expresionismo.

Pero esta obra no acaba en la fe religiosa, sino en la fe misma, imprecisa, porque en su definición perdería el ser. La fe como búsqueda de verdad, no de razón, y al tiempo como negación, como fuente de realidad y como vida misma.

Creer es crear, en una perpetua agonía vital.

Jorge Lopesino

 

 

Jorge Lopesino en el Aljibe de Valfermoso

JorgeLopesinoAljibe8julio17

Por primera vez en el Aljibe de Valfermoso de Tajuña (Guadalajara), una Exhibición de Dibujo y Pintura. 8 de julio de 2017.

ALJIBE_COLOR_copia

Este magnifico aljibe fue excavado en la arcilla rojiza de un cerro para recoger y almacenar el agua de lluvia, bajo el patio de armas que ocupaba el centro del castillo.

Está datado en el siglo XVI, y probablemente fue encargado a Francisco Hernández, “El Valencí”, albañil morisco que ya había construido otros aljibes en Granada y Almería. Algunos investigadores consideran que pudiera ser una obra musulmana anterior al siglo XIV, mientras otros defienden que fue levantado por alarifes mudéjares en la segunda mitad del siglo XIII.

Éste es probablemente, el aljibe más grande encontrado hasta la fecha en la Península Ibérica. Su planta es rectangular, de 10,4 por 8,4 metros, y su altura máxima es de 8 metros. Lo cubren dos bóvedas de cañón de ladrillo que descansan en los muros y en una arquería sostenida por cuatro sólidas columnas de piedra labrada con basas y capiteles prismáticos.

Varias capas de mortero de cal y almagra cubren sus paredes impermeabilizándolas.

Aunque inicialmente era subterráneo, con el paso del tiempo quedó al descubierto y sobre el nivel del suelo, pudiéndose acceder a él por un lateral. Fue recuperado en el año 2000.

 

 

 

 

Bienvenido al futuro

Torres

Parece que se ha puesto de moda imaginar el futuro. Debe ser porque este 2015 era fecha marcada en la  segunda entrega de la saga “Back to de Future”, y muchos frikis, que no faltan, estos días anda analizando qué se cumplió de aquellas predicciones  realizadas 30 años antes. Pues, unas si y otras no. Quizá lo más interesante de esta historia sería contestarse a la pregunta que Marty MacFly le hacía a Doc:

Continuar leyendo “Bienvenido al futuro”